Definición de Homeostasis

La homeostasis es un conjunto de fenómenos de autorregulación, son los que se permite el mantenimiento de una constancia en la composición y en las propiedades del medio interno para un organismo de una forma relativa.

Qué es Homeostasis?

Es la capacidad de mantener de un modo relativo la constancia en la composición y las propiedades del medio interno y un organismo. En ese orden de ideas, es la habilidad del organismo para que se presente una situación físico-química características y que sea constante dentro de unos límites, inclusive aunque se presenten alteraciones o modificaciones que se impongan por el medio ambiente o el entorno.

Por lo anterior, el organismo o el cuerpo tendrán que movilizar varios sistemas (o autorregulación) como lo puede ser el sistema nervioso central, sistema excretor, sistema endocrino, sistema respiratorio, sistema circulatorio y demás para que se mantengan de forma constante esas condiciones de vida.

Origen de la palabra Homeostasis

El fisiólogo estadounidense Walter Bradford Cannon fue quien se encargó de acuñar el término en el año 1929, aunque no se refería una situación de tipo estática, sino a una condición que varía dentro de unos límites que son muy precisos y ajustados. Con base en lo anterior, desde la fisiología se centran una buena parte de los estudios y análisis sobre los límites de la variación y los mecanismos de regulación.

Tipos de Homeostasis

Según sea el contexto en el que se emplea esta palabra, se pueden identificar varios tipos de homeostasis:

Homeostasis en extensión – Desde una perspectiva general, es una referencia a una característica de cualquier clase de sistema, tanto abierto como cerrado, con lo que se puede regular el ambiente interno para que así se mantenga en una condición estable.

Homeostasis ecológica – Es un equilibrio dinámico el cual se da entre las comunidades naturales y su entorno. El equilibrio puede desaparecer por razones múltiples como los incendios, inundaciones, terremotos, etcétera.

Homeostasis cibernética – A mediados del siglo XX se creó el término por un médico inglés, William Ross Ashby, quien fue el creador de un homeostato el cual se autorregulado a través de la retroalimentación. Con lo anterior, la homeostasis cibernética le brinda a distintos sistemas electrónicos la capacidad de mantener un estado de equilibrio.

Homeostasis psicológica – Los desequilibrios a nivel interno también pueden ocurrir en un plano psicológico. Es entonces un equilibrio entre las necesidades y la satisfacción del individuo.

Homeostasis de oxígeno para hacer las células – Si la altitud es elevada el oxígeno del aire en la atmósfera es menor respecto a la superficie. Por ende, la actividad respiratoria en la persona en estos sitios va a terminar por ser insuficiente a un ritmo regular, buscando que esa dificultad se compense, el cuerpo utiliza un medio homeostático al intensificar el ritmo respiratorio y después incrementa de manera lenta la producción de células rojas de la sangre.

Homeostasis del metabolismo celular – La composición química del medio interno no debes sufrir alteraciones y tendrá que mantenerse sin cambios. En ese orden de ideas, los productos que seguirán recién formados tras el metabolismo celular van a ser desechados de inmediato. La expulsión a las que se hace alusión se realiza por los pulmones, glándulas sudoríparas y sebáceas, aunque principalmente por los riñones.

Definición de Homeostasis según la RAE

Definición de Homeostasis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *